Niveles de depreciación de los coches en 10 años

De todos es sabido que un coche se deprecia en el momento de abandonar el concesionario. La gran mayoría de los superventas en nuestro país tienen un mayor aumento de depreciación simplemente por ser un coche común. Es decir, no es lo mismo un clásico o un coche exclusivo que un superventas. No obstante no todos los modelos se han devaluado de la misma manera. Además el hecho de cuidarlo como una posible fuente de recuperar una inversión nos incita a: guardar el coche en garaje, cuantos menos propietarios haya tenido el vehículo, mejor o un libro de revisiones en orden siempre ayuda, no sólo a constatar los kilómetros del coche sino a saber que, efectivamente, ha pasado por taller cuando tocaba.

Las razones por las que un coche puede disminuir su valor es en especial el estado del vehículo y el uso mecánico que se le haya dado:

  • Si existe corrosión en la carrocería
  • Desgaste en elementos de contacto como los pedales
  • El cambio, el volante, la tapicería, etc., automáticamente baja el valor de un coche
  • Estado de la pintura o los posibles golpes que pueda haber en el exterior
  • Los ruidos anormales
  • Los fallos en la puesta a punto de chasis
  • Las pérdidas de fluidos
  • Los kilómetros recorridos y los años de vida de un vehículo

Es importante tener en cuenta que son directamente los propietarios o los negocios dedicados a la venta y/o compraventa los que fijan el precio real de un vehículo usado. Cuanto más joven y menos rodado esté, mayor será su valor. Es interesante que observéis las marcas que mejor conservan su precio y que modelos considerando las condiciones citadas anteriormente son los que mejor soportan su valor y por tanto menos se deprecian al ser codiciados en el mercado de los VO.

  1. Volkswagen Golf: es el coche compacto por excelencia. En 2005 se encontraba en su quinta generación, y eran los años del lanzamiento de los motores de gasolina TSI, que daban el pistoletazo de salida a la tendencia downsizing.
  2. Seat León: La segunda generación del compacto de la firma española es un modelo cotizado por su diseño. Carrocería elevada, buena habitabilidad, chasis ágil y confort de marcha.
  3. Ford Focus: Con su segunda generación recién estrenada en 2005, el compacto del óvalo compartía plataforma con el Volvo S40 y el Mazda3. En sus últimos años de vida hizo acto de presencia la versión RS, que se convirtió en el modelo de tracción delantera más potente y salvaje del momento.
  4. Citroën C4: Nacido en 2004, este francés perteneciente al segmento C se convirtió en el sucesor natural del Xsara . En 2005 ocupó el cuarto lugar de ventas, aunque hace apenas dos años logró situarse a la cabeza del ranking. El precio ha sido una de sus mayores virtudes.
  5. Peugeot 206: El 206 es el único coche de esta lista, junto al Seat Ibiza , que no pertenece al segmento C sino al inmediatamente anterior. Las últimas unidades salidas de fábrica suelen ser las que ya tienen todos los defectos pulidos. Es un coche muy resolutivo, que cuenta con una amplia.
  6. Peugeot 307: Su producción se inició en 2001 y se mantuvo en el mercado hasta 2007, cuando fue reemplazado por la primera generación del 308. Disponible con muchas variantes de carrocería, este compacto puede convertirse en una interesante y económica opción de compra.
  7. Opel Astra: La tercera generación del modelo alemán acababa de salir a la palestra en el año 2005. Y no lo hacía de cualquier manera, sino avalado por un excelente resultado en las pruebas de seguridad EuroNCAP, dónde se le otorgó la máxima puntuación de cinco estrellas. Disponible con tres y cinco puertas, familiar o deportivo. Nosotros creemos que debería estar más arriba debido a su diseño.
  8. Seat Ibiza: No podía faltar el clásico y mítico Ibiza que pasó a ser el superventas indiscutible de Seat. Moderno, ágil y con una gama de motores de tamaño pequeño y medio, pero muy resolutivos, el Ibiza de tercera generación sigue siendo hoy una apuesta que no falla
  9. Renault Mégane: Uno de estos cohes que rompió moldes en diseño gracias a unas formas muy atrevidas que no dejaron a nadie indiferente. En 2005 el modelo francés fue el más vendido en España. Una lástima que sea uno de los modelos que más valor pierde con el paso de los años, debido a su gran volumen de ventas precisamente.
  10. Citroën Xsara: Este compacto daba sus últimos coletazos en 2005 tras una vida que había dado comienzo en 1997. Sin embargo, logró despedirse en lo más alto gracias a que, por aquellas fechas, fue el coche que se subió al primer cajón del podio en el campeonato mundial de rallies (WRC) con Sebastian Loeb a sus mandos. Lógicamente, hoy es uno de los modelos más baratos dentro de los que figuran en esta lista.

Fuente: Entorno Inteligente / expansión / kelisto

Share Button

Escribir un comentario